domingo, 21 de julio de 2013

Apolo 20 y la nave espacial extraterrestre

La historia viene de un hombre que afirma que fue parte de una misión especial de la NASA: William Rutledge es un jubilado y vive ahora en África. Hace algún tiempo salió a revelar algunos hechos asombrosos sobre su implicación con la NASA a finales de los 70. Rutledge afirma haber trabajado en al menos dos misiones a la Luna, incluyendo el fallido Apolo 19 y el Apolo 20, que dice que fue lanzado en agosto de 1976, desde la Base Vandenberg de la Fuerza Aérea de EE.UU.. Ambas de estas misiones, según Rutledge, fueron "clasificadas junto a las misiones del espacio" resultante de la colaboración entre Estados Unidos y el gobierno de la Unión soviéticos. Esta no aparecen en ninguna lista de las misiones de la NASA -- y, si esto es verdad -- por buenas razones. El propósito de estas misiones fue investigar un objeto grande en la cara oculta de la Luna en la región Delporte-Izsa, supuestamente descubierto y fotografiado durante la misión Apolo 15. Se suponía que el objeto, que vagamente se asemejaba a un caza de "X-Wing" como se ve en las películas de Star Wars, han sido una gran nave extraterrestre que se había estrellado o de lo contrario fue abandonada en la Luna en tiempos remotos. Oficialmente, las misiones Apolo de la NASA
tuvieron fin con la número 17. Seis de ellas se posaron en la superficie lunar, de la número 11 a la número 17 inclusive con la excepción del Apolo XIII. Se supone que, después de la número 17, tres cohetes Apolo fueron usados en misiones posteriores, pero fuera del Programa Apolo y sin tener por objetivo la Luna, sino un recorrido más corto: enviar tripulaciones a la estación espacial Skylab. Y una más para la misión Apolo-Soyuz. Sin embargo, lo que William Rutledge afirma es que el Apolo 17 tomó, entre otras, la fotografía de la nave alienígena abandonada, lo cual condujo a que las tres misiones de alunizaje posteriores fueran secretas y se realizaran en cooperación con los soviéticos. De las tres misiones, la Apolo 18 habría orbitado la zona a fin de confirmar los datos, la Apolo 19 habría sufrido errores de telemetría que le impidieron alunizar y la Apolo 20 habría logrado lo inimaginable: obtener evidencia palpable de vida extraterrestre. Siempre según
Rutledge, la misión se llevó a cabo con tres astronautas: una norteamericana (Leona Snyder), un ruso (Alexei Leonov) y él mismo como comandante. Lanzada en agosto de 1976, la nave cumplió su propósito y, tras el alunizaje, se pudo llegar a la zona objetivo. Allí encontraron la nave alienígena, de más de 3 km. de largo, abandonada según parecía desde mucho tiempo atrás, salvo por un cadáver aún conectado a lo que parecía un sistema de animación suspendida. La exploración de la zona les permitió ubicar además restos de una estructura artificial, quizá una base abandonada. Rutledge afirma que la misión Apolo 20 hacia la Luna fue lanzada exitosamente el 16 de agosto del 1976, con una tripulación de tres miembros: William Rutledge, ex CDR de los laboratorios Bell/USAF, Leona Snyder, ex CSP de los laboratorios Bell/NASA, y Alexei Leonov, el cosmonauta soviético del "Apollo-Soyouz" (misión de un año antes). El cohete lanzado fue de fabricación norteamericana (Saturn 5 rocket) y el módulo lunar, de fabricación soviética.
 Fuente: http://zonadarkness.blogspot.com.ar/2012/12/apolo-20-nave-espacial-extraterrestre-y.html

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...